domingo, 15 de julio de 2012

LA SUERTE DE VARAS



El 7 de junio último en mi entrada " Las Reformas ", les decía que otro día les hablaría de la Suerte de Varas, para que en San Isidro se aplaudiera en la misma cuando el toro y el picador fueran acreedores por su buena ejecución y acometida al aplauso de toda la plaza de Las Ventas.
No se puede evaluar esta suerte, sin considerar las colocación del toro, su arrancada, la forma que lucha contra el caballo y lo " principal " la salida del caballo.
Las dos rayas se trazan en el ruedo para fijar al toro, para situar al caballo y sobre todo saber lo que le va a pedir al toro y lo que va a pedir al picador. De esta manera se ven los toros que se arrancan de lejos y los que no se arrancan, y el público tiene el primer módulo de bravura del toro, y lo que ve el torero, incluso el ganadero, tres elementos de juicio indispensables para el desarrollo de la corrida.
El caballo que realiza la suerte de varas debe situarse contraquerencia, en el lugar más distante de la puerta de toriles.
Con la simplificación del tercio de varas se ha reducido a la mínima expresión el toreo de capa.
La colocación del toro ante el caballo es muy importante, si el picador no se pone en el sitio el toro no se arranca hasta que esto ocurre.
Cuanto más alejado este el caballo de la puerta de toriles, más mérito tendrá el comportamiento del toro si acude al cite del picador.
La posición de la cabeza del toro en su acometida al caballo es muy importante, cuanto más baja sea y menos mueva la cabeza el toro más mérito tendrá la misma.  Por el contrario, si el toro mueve mucho la cabeza haciendo sonar el estribo pierde mucho valor la pelea del toro ante el picador.
Es precioso presenciar la acción de " romanear " en la que el toro sostiene en vilo al caballo con el picador.
Por desgracia para el aficionado hoy presenciamos en un porcentaje muy alto de toros que el picador les tapa la salida.
Una vez se encuentra el toro debajo del caballo puede recargar sobre el picador o por el contrario repucharse que es cuando recula.
El lugar adecuado para aplicar los puyazos es el morrillo en su parte trasera; en la caida del mismo hacia el hoyo de las agujas. Picando en el morrillo no se perjudica la capacidad locomotora del toro y se favorece que el toro se ahorme al lesionar los músculos interesados en el levantamiento de la cabeza.
Por tanto se puede decir que el toro perfecto en el caballo es el que se arranca de lejos, el picador va por derecho, y le agarra en el morrillo y aguanta sin barrenar echándose sobre el palo, y el toro duro y codicioso recarga y se mete el palo, y entonces ante ese bello espectáculo la plaza en pie tiene que aplaudir al toro y al picador.
La suerte de varas es necesaria para definir la bravura del toro, para normalizar la lidia y para que el torero pueda torear. En ella se aprecian los matices de acometividad, de dureza, de crecimiento al castigo, punto importante este a vigilar por el aficionado. En la suerte de varas se ahorma la cabeza del toro, pero eso sí siempre que se pique bien y en su sitio.
Hemos visto desde donde se arranca el toro al picador y como se arranca para realizar bien la suerte de varas.
Después nos fijaremos en lo que hace el toro al llegar al caballo del picador, y como sale " o le sacan ".
Cuando el toro sale del picador por su voluntad, se dice que el toro sale suelto, es cuando lo hace en una huida andando o galopando en la que hace caso omiso a los capotes y normalmente busca su querencia, a veces en esas salidas hasta cocean al picador.
Cuando la suerte de varas no se realiza con pureza, se producen lesiones con trastornos en el toro.
Si se pica caído y muy trasero puede atravesar la pleura, afectando al pulmón que le puede producir al toro neumotórax.
Si el puyazo está en la cruz puede producir claudicaciones vasculares y nerviosas.
Así mismo, el puyazo trasero puede producir lesiones en la médula espinal, la gravedad del puyazo se intensifica si el picador práctica la carioca y el barrenado.
Lo importante en la suerte de varas es " dosificarla " entre vara y vara, como además el toro se torea con el capote el matador aprecia su estado actual y puede determinar cuando está picado, pero lo normal actualmente es masacrar al toro en el primer puyazo, con lo cual si el picador se excedió la operación no tiene marcha atras y el torero se queda sin toro para la muleta.
Y para terminar les diré que el público actual se resigna con la suerte de varas como un mal que no tiene remedio.
Por el contrario la suerte de matar tal mal hecha como la suerte de varas se " acepta ", sin darse cuenta el público que aceptar es peor que resignarse.




10 comentarios:

  1. La mala utilización de la suerte de varas es un drama de la tauromaquia actual. Ese articulo sigue perfecto.

    Solo una pergunta, que es romanear?

    Saludos desde las islas Azores-Portugal

    Pedro Correia
    www.toiroseacores.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Pedro Bettencourt :
    Muchas gracias por su comentario que comparto plenamente. En cuanto a su pregunta romanear es cuando el toro levanta o sostiene en vilo al caballo con el picador y sostiene un contrapeso moviendo al caballo en la lucha con las patas del toro en el aire sin apoyo en el suelo.Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Don Mariano es posible que esé articulo sea postado en el blog toiroseacores.blogspot.com, con sus referencias? Pues el estudio de la suerte de varas es algo que tengo mucho interess.

    Saludos

    Pedro

    ResponderEliminar
  4. Pedro Bettencourt :
    Lo tiene a su disposición Pedro y encantado con divulgarlo para conocimiento del aficionado. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Don Mariano ya está disponible en www.toiroseacores.blogspot.com

    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de leerlo Pedro Bettencourt. muchas gracias. Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  7. Una delicia leer este blog

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  8. José Alvarez :
    Muchas gracias por sus elogios al blog, de gran apoyo para el mismo. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Bueno artículo amigo, como los otros.

    Saludos desde Vila Franca de Xira - Portugal

    ResponderEliminar