miércoles, 13 de septiembre de 2023

SOBRAL



Desde aquí les mando un fuerte abrazo a mis buenos amigos : Por las Rutas del Toro, autores de las preciosas fotografías que acompañan a la biografía de Sobral.

En la Herdade Barbas de Lebre, en pleno bajo Alentejo, los toros de Sobral conservan la tradición ganadera de la familia Passanha, que con otra rama sigue criando sus Urquijos, dos Manuel Passanha Sobral y sus hijos, crían en Portugal los Cebada Gago lusos.

Antes de ser la ganadería portuguesa que más lidió en España a pié, la de Sobral atravesó momentos muy duros y tuvo que renacer de sus cenizas. Se quedaron junto a su madre con la parte cruzada y la parte Jijona pura. En España empezaron a lidiar a nombre de María Passanha y tuvieron la suerte que en la primera novillada en Aranda de Duero todos salieron en hombros. Pasaron a lidiar en las ferias del Norte, Bilbao, Logroño, Zaragoza, con la ayuda de don Manuel Chopera, con el que les unía una buena relación. El Capea les mató una novillada, lidiaron en Toledo, Badajoz, Mérida.....

Al estallar la revolución del 1974, Chopera, vino a la ganadería y se llevó todos los machos. Después la finca estuvo diez años ocupada. Todo lo relacionado con la ganadería desapareció.

El 5 de diciembre de 1985 les devolvieron lo que quedaba de la ganadería, pero sin las tierras, estuvieron en esta situación, es decir, con los toros en la finca ocupada hasta el año 1991. Las vacas estaban por todas partes como salvajes y les costó llevarlas a sus cercados y así poder volver a retomar los tentaderos, lidiaron solo en Portugal. En España ni aparecieron.

Encontraron novillos utreros con sus madres, no tenían ningún registro de lo realizado en esos diez años, aquello era un caos. en lo cruzado de Urquijo predominaba lo negro y en lo de Soler había machos colorados, berrendos, burracos y sardos. Y se encontraron con lo contrario, de 180 vacas que tenían antes de la ocupación y les devolvieron 63 con un semental que al poco tiempo murió. Repasaron los machos y escogieron uno a ojo, por hechuras, muy bonito y lo echaron a las vacas. Era cárdeno. Más tarde lo lidiaron en una corrida en Almería, para la alternativa de los Salgueiro. El toro saltó dos veces al callejón pero luego embistió bien. Un año después cuando empezaron a tentar se encontraron que los productos salieron muy buenos. Se arrepintió de haber lidiado el semental pues dio buenos resultados y no tenía el toro.

En 1986, retomó las relaciones con Chopera que por aquel entonces llevaba Madrid, con don Antonio Ródenas. Estuvo en Portugal y le dijo que lo mejor sería llevar algún sobrero, porque en aquellos momentos llevar una corrida lo veía imposible. Como en España su tío Luis no tenía buen cartel el nombre de Passanha no sonaba bien, tuvieron que cambiar el nombre de la ganadería, como la madre era  la Condesa de Sobral, pusieron el nombre así a la ganadería. Cambiaron el nombre en la Unión, dejando igual el hierro y la divisa.

Lo pensó bien el ganadero y al no tener en esos momentos un embarcadero fiable, pensó que iba a ser una tragedia, que se iban a destrozar los toros. Dejo de querer ir a Madrid y a España, pero el nombre de la ganadería ya estaba cambiado y se quedó como Condesa de Sobral.

En 1990 fallece su madre y se hizo la partición. A don Manuel le tocó la finca de 750 hectáreas y a un hermano la ganadería y otra finca. Con lo mucho que lucho don Manuel para poner la ganadería en el circuito, dejo de ser ganadero para dedicarse de lleno a la agricultura.

Su hermano lidió algunas corridas en España a nombre de Condesa de Sobral. Llegó un momento en que la cosa se puso mal, tenía problemas, la lengua azul, se aburrió y puso a la venta la finca y la ganadería.

Don Manuel intentó comprarla con la ayuda de los bancos pero en el 2000 se la vendió su hermano a don Álvaro Domecq y a don Luis Erquicia, que siguieron lidiando con el nombre de Condesa de Sobral.

A la muerte de don Álvaro Domecq, su hijo vendió todo lo antiguo de Sobral del cruce Jijón Urquijo. Lo compró la familia Vázquez Gavira que siguieron lidiando con el nombre de Condesa de Sobral.

Don Manuel Passanha Sobral, vivía entre Sevilla y Portugal y nunca perdió la esperanza de volver a ser ganadero de bravo. En 2007 le surgió la oportunidad, conoce a un señor de Median Sidonia, don Ángel Bohórquez, que compró una finca en Beja ( Portugal ) y le dijo que vendía la ganadería. Era Cebada Gago puro, don Ángel tuvo la finca " El Machorro " que lindaba con la " Zorrera ", de Cebada Gago, en 1996 y 1997 se hizo con un lote de vacas , que después llevó a Portugal, de Cebada Gago y son las que le ofreció a don Manuel.

En 2006 don Ángel lidió una corrida en Madrid y se quedó con las seis cabezas. Salió un sobrero, llamado " Bollero ", que le tocó a Esplá y fue fabuloso, bravo hasta tal punto que fue uno de los candidatos a llevarse el premio de ese año. Al día siguiente de la corrida, el titular fue : El toro que escapó de la montería. El año anterior surgió una polémica en torno a dicha ganadería de la que se decía organizaba safaris con toros en " El Machorro ".

Se marchó don Ángel a Portugal, vendió primero un lote de vacas y después a don Manuel el resto de la ganadería con el hierro. Le pusieron Sobral, a secas. En Portugal a veces  les anunciaban como Passanha Sobral, porque algunos empresarios opinaban que así venía más público.

Compró 60 vacas, algunas con el hierro de Bohórquez, otras las mas viejas, con el hierro de Cebada Gago y algunas con el de Marqués de Domecq. El problema era que no les dieron libros y tuvo don Manuel que hacer la selección desde cero. Lo bueno que salía muy bravo y que don Manuel Passanha estaba encantado con la compra. En 2010 tuvieron una época complicada, pero decidieron lidiar en La Maestranza un festejo de erales, con un debut de lujo, les repitieron al año siguiente, En La Coruña lidiaron una corrida y Morenito de Aranda cortó tres orejas.

Don Manuel se jubiló y lo pasó todo a sus hijos. Pese a que he disfrutado mucho durante diez años con la ganadería, les dijo a sus hijos que si la querían vender para poner toda la finca en cultivo que era algo más rentable que la ganadería, pero la respuesta de los hijos fue : " Papá, entre nosotros ya lo hemos hablado, la ganadería brava se queda. Vamos a quitar el ganado manso de carne. Lo bravo sigue y además como a ti te gusta mucho, vas a seguir haciendo los tentaderos y los lotes, don Manuel acepto, con una condición, no tener que hablar con los empresarios, es decir quitaron la ganadería que les daba algo de dinero para dejar lo que producía pérdidas.

El padre y los hijos siguen encantados con la ganadería que tienen, pero ahora discuten mucho a la hora de aprobar en los tentaderos, pero opinan que eso es bueno ¡ De la discusión nace la luz ! Dos de los hijos de don Manuel son excelentes aficionados y le ayudan, tiene otros tres que también son aficionados pero no se dedican al campo. El hermano mayor dice que a ellos les gusta más la clase y a su padre más que tengan mucho motor. Aquí las vacas van seis o siete veces al caballo, hay bravura.








 

1 comentario: