viernes, 25 de noviembre de 2022

LAS FIGURAS Y SU INFLUENCIA EN EL TORO ACTUAL


 


Mi agradecimiento a J.J. Diago autor de las preciosas fotografías que les muestro en la entrada de hoy.

El toro de lidia en su evolución no debe, ni puede, explicarse sin la influencia que sobre los ganaderos de cada momento ejercieron las figuras de cada época.

El nombre de Joselito es clave en la evolución del toro de lidia. Lo normal es escuchar que a partir de Juan Belmonte surge el toro actual. La idea general de que Belmonte, con su toreo novedoso, impone otro toro : aquel que se prestó a su nuevo toreo. Pues bien Juan Belmonte, no influyo en absoluto en la creación del toro actual.

El Belmonte de los años diez reniega de las facetas tradicionales de la profesión taurina, entre ellas el toreo campero y la estancia en ganaderías. Cuando Juan llega a la fonda y se quita el vestido de torear no quiere saber nada de toros. Se viste como un señorito burgués y se marcha con sus amigos los intelectuales. De campo no quiere ne hablar, estos menesteres los delega en Joselito. Lo que haga José bien hecho está. Juan confesaba que sintió la vocación torera muy tarde. Era un diestro empujado por la miseria y después de hacer un supremo esfuerzo poniéndose delante del toro, cuando salía del coso no quería ni acordarse de tan duros momentos, y para olvidarse, buscó la amistad de personas ajenas a la tauromaquia.

El 21 de junio de 1917 con su faena al toro " Barbero " de Concha y Sierra, en Madrid, Juan descubre en sí mismo una dimensión que ignoraba, y empieza a ver la fiesta con otros ojos. Empieza a ser un hombre feliz y triunfador, reconciliado con su entorno. Entonces comenzará a interesarse por facetas del toreo hasta entonces ignoradas por él. A raíz de su primera retirada, dos años después de ella, se hace ganadero. En 1924 compra una parte de la ganadería de Gamero Cívico y el hierro de Fernando Villalón, a partir de ahí Juan será un apasionado de las faenas de campo, pero cuando a Juan le da por ocuparse de estos menesteres, hacía años que Joselito había revolucionado la ganadería brava.

Por tanto, el toro con el que floreció el arte de Belmonte y el nuevo toreo, lo había creado en el campo el mejor de los toreros Joselito El Gallo.

" ¡  A este niño parece que le ha parido una vaca " !, exclamó el viejo Eduardo Miura ( el de las patillas largas ) al contemplar a Joselito en un tentadero. Pero en realidad esta exclamación la hizo don Eduardo en un tentadero  que José andaba aperreado con una vaca. Esta se colaba por el pitón izquierdo, y Joselito insistía por ese pitón. Su hermano Rafael le dijo : ¿ no ves que achucha por el izquierdo ? Toreala por el pitón derecho.

 Toreala tú, respondió José cediéndole la muleta. Cuando Rafael se puso por el pitón derecho, recibió una voltereta enorme, ante las risas de José. " Pero pedazo de ladrón ", ¿como sabías tú que por el derecho no se podía torear ?. " Pues muy sencillo - respondió -. Desde que ha salido ha hecho cosas de estar toreada ; y sólo ha podido ser toreada en el herradero. Y los chavales del herradero torean siempre con la derecha. Por tanto si por el pitón izquierdo estaba difícil, he comprendido que por el derecho no se la podía ni tocar ". Todos hicieron memoria y , efectivamente, aquella vaca había sido toreada en el herradero y ante semejante alarde de conocimientos, fue cuando don Eduardo hizo la exclamación arriba indicada.

Joselito se encaramó a lo más alto con toda facilidad. Era el mejor. Diestros como Machaquito y Bombita, que habían llenado una época de la fiesta, no tuvieron más remedio que retirarse. Por ese tiempo apareció Belmonte, el cual no podía competir con Joselito. Eso sí de vez en cuando hacía unas cosas tan extrañas y tan novedosas delante del toro que tuvo asegurada su permanencia en la Edad de Oro del toreo.

No era nada nuevo Joselito tuvo que convivir con Belmonte como Pedro Romero con Pepe Hillo, el Chiclanero con Cúchares y Lagartijo con Frascuelo.

La ganadería que más toreo José fue la de Murube mató 131 toros y 61 que mató de Juan Contreras de pura procedencia Murube. Belmonte cortó su primera oreja en Madrid en 1914, a " Talle alto " que puso a Juan en la primera fila de los matadores y a Juan Contreras en la primera fila de las ganaderías. Del Conde de Santa Coloma llegó a matar 106 toros. Estoqueó 86 Miuras, del Marques de Guadalest 86 toros, de Felipe Salas 65 toros, de Concha y Sierra 55 toros, de Veragua 43 toros, de Medina Garvey 41 toros y de Trespalacios 32 toros.

Muerto Joselito y retirado Belmonte los ganaderos empezaron a seleccionar la nobleza, olvidando la casta.. El toro que Joselito seleccionó en que la nobleza y la casta iban parejas, fue sustituido a partir de Manolete por otro toro más noble que encastado. Esto en los primeros años fue motivo de grandes faenas, pero con el paso del tiempo se fue cayendo en un toro bobo que carecía de emoción. A la llegada del Cordobés le hicieron responsable del descastamiento de las ganaderías. Injusta acusación, pues a un toro no se le cambia de la noche a la mañana.

Manolete puso a los Núñez en las ferias, mató pocos 12 toros, por su muerte temprana. " Decían los toreros de esos años : cuando estés en mal momento, torea una de Núñez. Seguro que vuelves a coger el sitio. De Antonio Pérez mató 66 y 21 de María Montalvo, dos ganaderos de sangre Murube - Ybarra - Parladé. La primera gran faena de Manolete en Madrid fue con un toro de Antonio Pérez en la primavera de 1941, en una corrida a beneficio de la ciudad de Santander, que había sufrido un incendio devastador. Los toros de Antonio Pérez durante esos años serán los compañeros inseparables de las figuras. Del Conde de la Corte mató 54 toros, 37 toros de Atanasio Fernández y 25 de Juan Pedro Domecq, de Clemente Tassara 27 toros, por cierto el hierro de Clemente Tassara pasó a Domingo Ortega, de Urquijo de Federico 52 toros, de Galache 51 toros, entro Galache en las grandes ferias gracias a Manolete, de Sánchez Cobaleda mató 26 toros, de Alipio Pérez Tabernero 49 toros y de Graciliano 24 toros, de Escudero Calvo 36 toros, de Félix Moreno 34 toros, 27 de Joaquin Buendía, de Pablo Romero mató 19 toros y 16 de Miura. De Miuta tenía como norma habitual matar una corrida por temporada, en 1945 mató dos y de 1942 a 1946 en que no mató ninguna.

La tendencia iniciada con Joselito de cuando hay que tapar la boca a los que le critican y hacer un gesto, entonces piden una corrida dura, esa tendencia se acentuó con Manolete.

El toro " Ratón " de Pinto Barreiro con sangre Parladé con el que cuajó en Madrid en la corrida de la Prensa de 1944 su faena más inolvidable.

Considero como grandes pilares de la FIesta a Joselito y Belmonte así como también a Manolete, él logra en su época la máxima quietud y la mayor ligazón en sus faenas, después de él otra generación de toreros pudo florecer artísticamente utilizando los hallazgos de Manolete.

Manolete dejó un toro que duró veinticinco años y que con su juego noble, alegre y repetidor, propicio una de las etapas más brillante de la Fiesta, donde se sucedieron varias generaciones de toreros extraordinarios, nunca hubo tantas figuras del toreo como en los años cincuenta y sesenta.









2 comentarios: