lunes, 16 de septiembre de 2013

2013 y LA INDULTITIS



En los últimos años el indulto del toro en las distintas plazas de nuestra geografía está a la orden del día, pero en la actual temporada, el mismo, se está generalizando tanto que el valor que hasta aquí le concedíamos los amantes de nuestra Fiesta, así, quedará muy devaluado.
Todos sabemos que el indulto bien concedido siempre es positivo, aún así siempre será cuestionable, pero cada vez al conceder los mismos se levanta más la mano quedando excesivamente de manifiesto que los mismos se conceden teniendo en cuenta solamente el comportamiento del toro en el tercer tercio de la lidia, la faena de muleta.
El fin primordial del indulto del toro es el de perseguir el objeto de preservar la pureza de su encaste y poder trasmitir el gen de la bravura a las próximas generaciones de la ganadería.
Se debe indultar al toro excepcional que cumple en los tres tercios de la lidia, pero tal como se está haciendo se ha obviado totalmente el comportamiento en el primer tercio, la suerte de varas.
Incluso no podemos olvidar como discurre la lidia del toro en el segundo tercio, banderillas, de gran importancia, observando siempre si el toro escarba o si berrea durante la misma, si se duele a banderillas, la prontitud con que acude, andando o gazapeando, al galope, si se frena en la carrera, o si cambia su trayectoria, si echa la cara arriba, defendiéndose, si hace hilo con el torero, si sale suelto del encuentro con los banderilleros, en este tercio se observa la fuerza del toro una vez superada la suerte de varas, por tanto el segundo tercio también forma parte a la hora de evaluar el comportamiento del toro de cara a un indulto.
Pero donde hay que poner los cinco sentidos es en el comportamiento del toro, en el primer tercio, la suerte de varas, tan esencial, y por desgracia hoy tan en desuso, todo lo que haga el toro desde que es puesto en suerte, ante el caballo, es primordial para poder evaluar debidamente la bravura del toro.
Cuanto menos tenga que mover el caballo el picador y menos se le ayude con los capotes, más puntos a favor del toro y más franca será la embestida.
A su vez evaluaremos la prontitud en la arrancada al caballo, si acude galopando o gazapeando. El mayor mérito del toro vendrá dado en la mayor velocidad en el momento del impacto, además observaremos si el toro empuja con ímpetu al caballo " metiendo los riñones " apretando con persistencia la embestida, y lo más importante, ver, en ese crítico momento si la salida se produce por voluntad del toro o por voluntad de los lidiadores. Por desgracia para los aficionados ¿ cuantos toros tienen este comportamiento frente al peto actualmente...... ?
¡ Pues si no tienen un comportamiento igual o muy parecido,  no se puede pedir el indulto de un toro !
Me viene a la memoria una corrida concurso que se celebró en Cáceres en mayo de 1985, en ella fué indultado el toro " Ruidón ", de Moreno Silva, lidiado en primer lugar en una tarde lluviosa y fría, el toro desde el principio dio muestras de sus fabulosas condiciones por los dos pitones.
Tuvo nobleza hasta cuando le llevaron a los corrales después del indulto a punta de vara de un monosabio.
Tomó tres esplendidos puyazos arrancandose siempre de lejos, una vez muy avanzada la faena de muleta del diestro Ruíz Miguel volvió al caballo arrancandose de nuevo de lejos y le dieron el cuarto con las banderillas puestas y con muchos pases dados.
Aquel indulto fué tan claro que nadie lo cuestionó para nada.
Si estos toros indultados en la actual temporada, se les ocurre a los ganaderos ponerlos a padrear apañados estamos los aficionados para las próximas temporadas.
Cuando el toro se tienta en las ganaderías no se aprueba para semental sin un comportamiento excepcional en la suerte de varas.
He tentado muchos machos en mis treinta años al frente de la ganadería, y si no me gustaba en el caballo, por bueno que fuera en la muleta, nunca, lo deje para semental, siempre fué al matadero.
Todos sabemos que hay muchos toros mansos a los que en la muleta se le cortan las orejas, pero no nos engañemos, una cosa es la lidia, y otra ser semental.
En el tentadero de machos los ganaderos utilizamos dos formas de hacerlos , con telas o sin telas.
Al principio yó siempre los hacía sin telas, sin capotes, los toreros portan una vara en la mano y así lo sacan del caballo, pero la verdad, la experiencia de los años me enseñó que así de esta manera se marchaban algunos posibles sementales, para la lidia.
Con este sistema al no torearlos, se pueden lidiar perfectamente, en el caso que no le guste al ganadero en el caballo.
Recuerdo uno de los muchos que tentamos en Encina Hermosa, así sin telas, que llegado un momento dije
" puerta ". Al lidiarlo, fué en un festival con picadores le tocó a Cristima Sánchez y fué cumbre tanto con los picadores como con los toreros, sin poderlo remediar pues sabes que tú fuiste el culpable, de no dejarlo, te tiras de los pelos el tiempo que durá la faena.
Por tanto recurrí a tentar con telas, conlleva que el procedimiento es más caro, así los tienes que " quemar " todos los que pruebes al torearlos tienes que ir al matadero, si no sirve, pero así, no se te marcha ninguno que merezca la pena.
De esta manera se hace la lidia como en la plaza se torea de capote, una vez visto, entra el picador en la plaza de tientas y guste o no guste para semental, como ya se ha " quemado " se torea de muleta pero a sabiendas siempre que si no pasó con alta nota la prueba del caballo, con la muleta no podrá variar su destino final de ir al matadero.
La suerte de varas, es la piedra de toque para que en los tentaderos de machos en las ganaderías merezcan ser sementales, por tanto : ¿ porque el público que pide el indulto en las plazas de toros, lo hacen sin que el toro pase con nota la suerte de varas ?.
El perjuicio lo verán en las próximas temporadas.
Las notas que utílizamos los ganaderos en los tentaderos son .
S - superior
B - muy bueno
T - toro o bueno
R - regular
D - desecho
También se hace puntuando del 1 al 5 algunos caracteres del animal, como fijeza, fuerza, duración, acometividad, humillación, etc.
Por último deberiamos  tomar nota de nuestros vecinos de Francia, donde sí valoran la suerte de varas, tan necesaria en nuestras plazas de toros.



" Ruidón ", de Moreno Silva, entrando por cuarta vez al caballo, esta vez con las banderillas puestas, después de una larga faena de muleta de Ruíz Miguel.

Un tentadero de machos en Encina Hermosa, observen con la alegría que se arranca al caballo.






10 comentarios:

  1. Muy buena entrada D. Mariano. La verdad es que me da una rabia tremenda el ver esas fotos de los machos arrancándose al caballo en Encina Hermosa, y no sabe usted la alegría que me daría el volver a verlas.

    En cuanto al indulto, estoy totalmente de acuerdo con usted. No le voy a poner ni un punto ni una coma a su texto. Solo apuntar un dato curioso: como usted bien ha dicho, el segundo tercio, el de banderillas, es también de suma importancia en el indulto. Fíjese usted que el famoso toro "Arrojado" indultado por Manzanares en Sevilla, en el caballo simplemente se dejo dar en dos minipuyazos y en banderillas manseo de tal manera, que tuvieron que banderillearlo a favor de querencia en las tablas.

    Un abrazo D. Mariano, que lo leo bastante aunque no comente. Y es que sus entradas del toreo antiguo me sirven para enriquecerme mas y aprender, porque evidentemente de aquellos tiempos conozco poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Conoce el resultado de Ruidón como semental? Se lo digo: nulo. No transmitió nada. Algo parecido a Velador de Victorino.
      Sin embargo, a Ricardo Gallardo le están indultando toros hijos de otros indultados. Seguramente estos no pelearon en el caballo de forma impecable.
      Creo que en la situación de la fiesta, es un argumento a su favor la posibilidad del idulto para el toro que gusta al público. Luego, el ganadero decidirá si lo aprovecha o no.

      Eliminar
    2. Marín :
      Muchas gracias por su estupendo comentario que le agradezco, y me alegra enormemente le haya gustado.
      Se aprecia en el mismo que coindidimos plenamente.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Soy favorable al indulto y por supuesto será después el ganadero quien decidirá si lo aprovecha o no.
    Pero también creo que los profesionales deberían hacer un ejercicio de responsabilidad y de pedagogía en la plaza rechazando el indulto de aquellos toros que no son verdaderamente completos: trapío + bravura excepcional en todos los tercios.
    Últimamente se engaña y condiciona al público prescindiendo del trapío (entendido como tipo de la ganadería) y prescindiendo del comportamiento del toro en los primeros tercios (varas y banderillas). Todo se justifica con el concepto clase y duración, que siendo importantes por sí mismos no son suficientes para ocupar el puesto de semental.

    Por último: Claro que hay toros muy bravos que no ligan,¡Qué fácil sería ser ganadero si sólo se necesitara encontrar en tu piara (o en la de otro) un toro bravo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felipe Romero .
      Una vez más bordas tu comentario y una vez más te lo agradezco mucho.
      En cuanto a los toros bravos que no ligan, figurate si siendo perfecto no consigues tenerlo de semental, al otro, al de casualidad, será una loteria.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Anónimo :
    Lo que me dice lo he vivido en mis propias carnes, no todos los sementales que se echaron a las vacas siempre ligaron bien. Pero el ganadero debe hacer las cosas lo más perfectas posibles si después fallán su conciencia siempre estará tranquila.
    Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias D. Mariano por sus palabras que dignifican su afición y su ser Ganadero, un cordial saludo
    Pgmacias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo :
      Gracias a usted por su comentario Pgmacias que me sirven de mucho apoyo para continuar el blog.
      Cordiales saludos.

      Eliminar
  5. Desde la visión de este humilde aspirante a Aficionado comparto totalmente su reflexión, viendo el Toro de Victorino con el que triunfó en Logroño Juan Bautista se ve claramente que la selección de la mayoría de los ganaderos tiende a buscar un Toro que sirva para la Muleta, los demás tercios no importan, lo que no nos dicen es que con ese tipo de selección se quita también la casta y la bravura por lo que al final el que pierde es el Aficionado. Es muy gratificante saber que hay Ganaderos como Vd. que no lo hacen así.

    ResponderEliminar
  6. Me llama la atención in puyazo adicional después del tercio de banderillas. Creí que cuando terminal el tercio de varas los picadores Salem del ruedo al sonar el cambio de tercio. Agradeceré me in for men al respect dado q soy aprendiz de aficionado have 40 años y no termini de aprender. Agradezco el artículo tan didáctico é important sobre el indulto. Pienso que En la actualidad, estando el animalismo tan humanizado, podria ser factor que promueva indultos erroneous, cosa q hay q evitar.
    Gracias.
    Una aficionada peruana

    ResponderEliminar